Internacionales

Un viaje por lo que sucede en el mundo

920_portada1_2

Los tiempos actuales son de agitación y de locura. Trump podría llegar a la Casa Blanca. En Turquía se evita con Facebook un golpe militar. Francia es rehén del terrorismo. En España no hay presidente

No es que ahora el mundo esté loco, loco, loco, sino que realmente para mirar a nuestro alrededor y comprender todo lo que está sucediendo es necesario aceptar dos cosas.

Por una parte, que nadie nos preparó para el desarrollo de la sociedad con la que nos encontraríamos una vez que el Internet se encargara de lanzar al ciberespacio la mayor red de interacción social, los mayores contenidos de información -teóricamente hablando- y la conexión más grande de todos los tiempos en la historia del planeta Tierra.

Y por otra, que se mire por donde se mire y se observe lo que se observe, al final el mundo del Internet, el mundo de las redes sociales, es un mundo flat.

Tal vez por eso resulta más fácil entender lo que está pasando actualmente en una situación que se parece más a aquella famosa película llamada “Los dioses deben estar locos”, que a toda la cultura política y social en la que nos desarrollamos y crecimos.

El martes pasado, en medio de una gran ovación y fanfarrias, pudimos observar una de las escenas más aterradoras de la historia reciente que tuvo lugar en Cleveland, en los Estados Unidos. Donde un especulador inmobiliario, un hombre sin características de liderazgo político o de espíritu social propositivo para construir un mejor mundo, fue proclamado como el candidato oficial del mismo partido de Abraham Lincoln para intentar convertirse el nuevo presidente de la primera potencia mundial.

Donald Trump es la prueba de que los años de estructura políticamente correcta ya han volado por los aires. Y es que, Trump no lleva a sus seguidores vestidos con camisas pardas y tampoco convoca a una marcha de las antorchas como la que en su momento ocurrió con la fuerza de la voluntad de los antiguos nazis en Alemania. Porque este empresario neoyorquino es sencillamente un hombre que ha disfrazado a sus seguidores de frustración, rabia y furia, consiguiendo como en la célebre novela del estadounidense William Faulkner, “El ruido y la furia”, que todo discurra por el camino de las emociones dejando de lado en gran parte al camino de la racionalidad.

En este momento los políticos de todos los tiempos, los think tanks y la estructura del mundo tal y como la conocimos ha llegado a su fin.

La plataforma de la frustración

Imagínese usted siendo un político normal, imagínese usted que toda su vida se haya preparado para tocar cabezas de niños y sonreír con su esposa a lado advirtiendo los aspectos con los que el electorado puede castigarlo. Pero de pronto se encuentra con el deber de asistir a una Convención Republicana en la que decide declarar que levantará un gigantesco muro en la frontera entre México y Estados Unidos, que buscará prohibir la entrada de los árabes a territorio estadounidense y además hace comentarios racistas que motivan el aplauso y exacerban lo peor de la sociedad. Todo eso en su conjunto es lo que ahora conforma la base de la candidatura de Donald Trump.

¡Esto parece y es una locura! No porque los pueblos estén buscando evolucionar, cambiar y transformarse, sino porque esta es una plataforma basada netamente en la frustración, el odio y la división.

Y es además la primera plataforma que hace de las estructuras políticas una carga que se debe vigilar y que repite el mismo fenómeno de tiempos pasados en los que demagogos sin ningún tipo de programa decidieron simplemente gritarle al viento y proclamar discursos de desengaño y desencanto social en los cuales comenzó a residir todo el mandato popular.

Todo esto sucede en la era de la revolución de las comunicaciones y en el punto en el que teóricamente estamos mejor informados que nunca. Sin embargo, hay que reconocer que entre la violencia, la crisis económica y la inmediatez de las sociedades de la comunicación, uno se pregunta si estas condiciones son mejores para iniciar el diálogo o es mejor seguir siendo un país en vías de desarrollo como ha pasado con el nuestro.

Ahora no creo que se generen leyes de superioridad racial como pasó en otros momentos negros de la historia en el que naturalmente no comparo a Trump con Hitler, pero sí comparo la locura del movimiento actual con la demencia y las causas de frustración económica y social que llevaron al viejo cabo pintor a ser el Führer de Alemania, el Reich de los mil años y de 17 millones de muertos.

En ese contexto, a México y a los mexicanos nos toca ser parte física de la locura que se materializa en la intención de construir un muro. Y a los otros, a aquellos que teniendo el Islam o la potencia del mundo árabe como sistema, les ha tocado poner a temblar al mundo en una cadena de violencia suicida como no se veía desde el siglo XI con la creación de la secta de “Los Hashshashin” (asesinos) en Irán.

Estamos en un mundo loco, en un mundo terrible. Si no fuera porque las consecuencias son sangre, sudor y lágrimas en todas partes donde vemos su reproducción. Si no fuera porque en el caso de Europa con Francia a la cabeza con esas manifestaciones de violencia que significan la exteriorización del fin de lo mejor de la cultura y de la civilización política; sería como para comenzar a hacer una verdadera tragicomedia.

Trump y Erdogan

Por una parte está Trump en Estados Unidos y por otra está el presidente turco Recep Tayyip Erdogan y su golpe de Estado. Aunque como temen algunos, un golpe permitido para poder hacer un contragolpe que termine matando al viejo estilo estalinista, cualquier oposición a un régimen que lanzándose en el Islam pretende destruir la base sobre la cual se construyó desde la caída del Imperio Otomano un país tan clave y tan importante como es Turquía.

Política,economía,terrorismo sin duda, todo nos afecta porque el mundo es uno solo. Pero lo que me parece más importante rescatar es unir los fenómenos y darnos cuenta de que en la interpretación de lo que vaya a pasar con Trump a partir de este momento, o hasta dónde llegará la purga de Erdogan, hay varias lecciones que conviene aprender no sólo para nuestro país, sino para todo los países del mundo.

Primero, el hecho de estar interconectados y ser globales no garantiza mayor racionalidad ni capacidad política. Segundo, tenemos la era más conectada de la historia del mundo pero me temo que también la más superficialmente informada. Tercero, es tan grande el nivel de frustración social acumulada por la incapacidad de encontrar un nuevo modelo de desarrollo económico y social, que llegan a nuestra realidad -como ya ocurrió en las aventuras del pasado- personajes como Trump o como Erdogan. Cuarto, nos toca hacer a nosotros los mexicanos una parte que demuestra toda la locura de los tiempos ante fenómenos que sólo se vencen en un punto desde el interior y en otro punto a través del uso de la violencia.

La América que Trump quiere representar es la América en la que es posible asesinar y la cual se encuentra indefensa y sumergida en un estado de locura en el que al parecer nos hemos ido instalando en los últimos años sin que nadie se diera cuenta.

El mundo está alarmado con razón y nosotros formamos parte de eso. Pero a todos lo que esto nos parecía imposible y nunca creímos que fuera a suceder, que parecía una broma de mal gusto, una pesadilla o algo desencadenado como producto de la alucinación de un autor del libros políticos o de suspenso, es ahora el menú del mundo actual en el que nos toca vivir y donde efectivamente podemos decir que los dioses se volvieron locos, locos, locos.

Menú del mundo actual

México
Pide perdón
Durante la presentación del Sistema Nacional Anticorrupción, el presidente de México, Enrique Peña Nieto, pidió perdón a los mexicanos por el caso de la llamada ‘Casa Blanca’.

Turquía

Estado en emergencia

Sectores de las fuerzas armadas turcas intentan un golpe de estado contra el presidente Recep Tayyip Erdogan, para intentar hacerse del control del país, sin embargo, el golpe fracasa.

Francia
Ataque a multitud

85 personas mueren y más de 300 resultan heridas en un atentado en la ciudad costera de Niza en Francia, cuando un terrorista a bordo de un camión de carga arrolló a la multitud.

Estados Unidos
Va con Hillary

El senador Bernie Sanders, reconoce su derrota y respalda por primera vez a Hillary Clinton en la candidatura demócrata a la presidencia, tras intensos meses de contienda interna.

España
Investidura a medias

Se celebran en España las segundas elecciones generales en apenas 6 meses. El PP de Mariano Rajoy es el ganador, pero sigue sin contar con la mayoría suficiente para la investidura.

Reino Unido
Dan sí al Brexit

En un histórico referéndum, los partidarios por la salida del Reino Unido de la Unión Europea ganan la votación sobre los que apoyaban la permanencia en este organismo.

Brasil
Juicio político

La presidenta brasileña Dilma Rousseff es suspendida de su cargo para enfrentar un juicio político en su contra. El vicepresidente Michel Temer toma su lugar al frente del gobierno.

Panamá
Paraísos para poderosos

Se publican documentos confidenciales de la firma panameña Mossack Fonseca que revelan la existencia de paraísos fiscales utilizados por ricos y poderosos en todo el mundo.

Cuba
Abre puertas a EU

El presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, llega a Cuba en una visita histórica para acelerar el proceso de normalización de las relaciones bilaterales con la isla.

(REPORTE INDIGO)

Minuto a Minuto

Interesante

  • gucane.jpg
  • iebo.jpg