Sociales

Tips al estilo Diego Rivera para no fracasar en el amor

1568106

A pesar de ser un hombre “poco agraciado”, de ojos saltones y barriga prominente (por eso algunos le decían “Sapo-rana”), el pintor mexicano Diego Rivera fue todo un “Don Juan”. Su galantería lo llevó a casarse cuatro veces y a tener más de un amorío fuera del matrimonio.

¿Que qué le vieron Angelina Beloff, Guadalupe Marín, Frida Kahlo, Emma Hurtado e incluso  María Félix?   Imagina a un hombre que tiene una gran personalidad, es chistoso, cariñoso y que te inmortaliza en grandes paredes de la Ciudad.

Si lo forever alone no se te quita, no te preocupes porque hoy te damos algunos tips para que ligues al estilo Diego Rivera. Si a él le funcionó, seguro a ti también.

CUANDO CONOZCAS A ESA PERSONA ESPECIAL, APLÁUDELE TODOS “SUS TALENTOS” Y… NADA DE CELOS

Diego mantenía enamoradísima a Frida Kahlo por andar diciendo todo el tiempo “lo fregona” que era en la pintura. A sus amigos llegaba a presentarla así: “¡No existe artista en México que se pueda comparar con ella!”.

 

¡PIROPÉALA CADA VEZ QUE PUEDAS!

No, no uses esos piropos que aprendiste de tus cuates. Mejor usa algo como:

“Yo no hubiera sabido –y creo que algún día lo sabrá toda la gente-, a lo que puede llegar el heroísmo ante el dolor, la alegría a pesar del tomento, la ternura sin límite y el genio plástico en lo que tiene de más íntimo y directo, si no hubiera conocido a Frida Kahlo. Por eso es una de mis heroínas”.

“No lo supe en ese momento, pero cuando Frida me llevó de la mano a su habitación e hizo desfilar ante mí todas sus pinturas, ella ya se había vuelto lo más importante de mi vida”.

¿Quién puede resistirse a esto? ¿QUIÉN?

SI NO TE HACE CASO, PUES LUCHA HASTA QUE TE VOLTEÉ A VER

Tras las infidelidades de Rivera a Frida, la pareja se separó. Pero no fue por mucho tiempo porque Diego hizo todo lo posible por regresar con su “Fisita”.

“Querida niña Fisita, no dejes que la pelea te enoje. Puedes estar segura de mi cariño y de mi deseo de que nuevamente veamos el mundo juntos, como hicimos el año pasado, de que vuelva a percibir tu sonrisa y de saber que estás feliz. Devuelve a tu Cupido sus cimientos y permite que esta amistad y este cariño perduren para siempre”.

 

NUNCA DIGAS ALGO SOBRE LOS DEFECTOS DE ESA PERSONA (NI DEL BIGOTE, SI ES CHICA)

Nada de decirle “¿Y si te depilas?” “¿No crees que estás un poco pasadita de peso? En serio, no lo hagas o te quedarás solo para SIEMPRE.

Rivera amaba con locura todo de Frida: sus cejas y también su bigote. Imagina que un día Rivera se enojó con la pintora porque se había depilado. La anécdota la cuenta la escritora  Hayden Herrera en su libro Frida: Una biografía de Frida Kahlo.

 

LÚCETE CON ESOS REGALOS. (CHT, CHT LAS FLORES YA PASARON DE MODA)

Chocolates ¡Nah!  Flores ¡Nah! Osos de peluche ¡Nah! Diego siempre se ponía guapo con Frida dándole grandes regalos. Y cuando decimos grandes, no  mentimos.

Uno de estos fue un mono, “Caimito de Guayabal”, el cual la pintora tomó como inspiración para algunos de sus cuadros como Autorretrato con collar de espinas.

Igual ahora no está padre que regales un animal, pero lo que queremos decir con esto es: ¡Ponte creativo cuando obsequies algo!

 

NO LA LLAMES TODO EL DÍA. DALE SU ESPACIO

De ser alguien que se preocupa por el nuevo romance, a ser esa persona que llama todo el día (o querer hacer TODO con esa persona),  puede convertirte en un psicópata.

Diego le daba todo el espacio que Frida necesitara. Inlcuso ordenó que Juan O´Gorman le construyera  una casa-estudio para que tuviese su espacio personal y creativo; obvio, a lado de su casa allá en San Ángel Inn.

HAZ COSAS QUE NADIE HARÍA POR ELLA. (FACTOR SORPRESA ES EL SECRETO).

Diego inmortalizó a su esposa Frida en cuadros y murales por toda la ciudad. Por ejemplo en las obras: Sueño de una tarde dominical en la Alameda y En el arsenal. ¡Eso sí es un galán!

NO SEAS UN PAYASO, PERO TAMPOCO UN AMARGADO

Cuando dicen que a una mujer le gusta un hombre carismático, es verdad. Por eso, el éxito de Rivera con las mujeres.

Él era muy gracioso, según cuentan. Bromeaba todo el tiempo y entretenía a más de uno en el lugar que se parara.

“¿No dijo Dios “amaos los unos a los otros”? Bien, pues yo ahí no veo limitación numérica; es más, si nos ponemos sibaritas, esa frase engloba a toda la humanidad. Sigo su ejemplo y lo aplico con las mujeres”.  (Ok, ok.  Este chiste sólo le iba bien a Diego. Tú no intentes usarlo).

 

 

(Con información de Claudia Aguilar)
Etiquetas
  • fovisste-deuda.jpg

Minuto a Minuto

Interesante

  • gucane.jpg
  • iebo.jpg