Política

Siempre no será automática la designación del fiscal general

gamboa

El pleno del Senado dio entrada ayer a la iniciativa del presidente Enrique Peña Nieto y a otra del Partido de la Revolución Democrática (PRD), ambas para eliminar que en automático el actual titular de la Procuraduría General de la República (PGR), Raúl Cervantes Andrade, se convierta en el nuevo fiscal de la nación por los próximos nueve años.

A diferencia de la propuesta del Ejecutivo federal, que posibilita que Cervantes participe en el proceso de elección del fiscal general de la República, la iniciativa perredista no incluye esa opción para el actual titular de la PGR.

El coordinador panista, Fernando Herrera, anunció que en la sesión de este miércoles llevarán al pleno su propio reforma al artículo 16 transitorio de la reforma constitucional en materia político electoral de 2014 y al 102 de la Carta Magna, en la que se incluyen, además, los requisitos que debe reunir el fiscal, entre ellos no haber desempeñado cargos de dirección o representación de algún partido político en los pasados seis años.

Ello cerraría en definitiva la posibilidad de que Cervantes Andrade pueda participar en el proceso para elegir al nuevo fiscal. Al respecto, el coordinador de los senadores del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Emilio Gamboa Patrón, respondió que si Acción Nacional tiene los votos necesarios para impulsar una reforma constitucional,que lo haga, a sabiendas de que ni siquiera conjuntamente con el PRD los panistas logran reunir las dos terceras partes requeridas para una modificación a la Carta Magna.

Agregó que además el PAN votóabrumadoramente la reforma político electoral de 2014, en la que se incluyó el transitorio que permite a Cervantes acceder a la fiscalía. Hoy quieren reformar lo que ya aprobaron, están en su derecho.

Gamboa Patrón resaltó asimismo que el coordinador perredista, Miguel Barbosa, le comentó que no tiene inconveniente en que Cervantes Andrade participe en el proceso de elección del fiscal general de la República, como se plantea en la iniciativa de Peña Nieto. El hecho de no pasar en automático a ser el fiscalsignifica que no hay una obsesión del Presidente en ese sentido y ayuda a quitar las inquietudes que había al respecto en el Senado.

Por su parte, el senador Barbosa confirmó que considera que la iniciativa de Peña Nieto es una salida decorosa para Cervantes Andrade, para que pueda participar en el proceso de elección, pero no será la designación, el salto automático que pensaba.

Agregó que la iniciativa de Peña Nieto se queda corta con la del PRD, que incluye una reforma constitucional y una legal, la ley orgánica de la fiscalía general de la República, en la que se quita al presidente de la República la facultad de nombrar al titular de ese organismo y se traslada al Senado, quien queda a cargo de un amplio proceso de auscultación pública.

Barbosa detalló que en lugar de que el Ejecutivo federal envíe una terna al Senado, esta cámara conducirá una auscultación con propuestas hechas por universidades, académicos, personalidades y especialistas en la materia. Al final, el nuevo fiscal se aprobará con votación calificada.

Queremos una institución autónoma y garantizar su independencia del Ejecutivo en el marco del nuevo sistema de justicia penal, comentó el senador Armando Ríos Piter. Lo último que se necesita es que esa fiscalía sirva como tapadera, agregó ante el pleno, al presentar la propuesta de ley orgánica de la fiscalía general de la República.

(con información de Andrea Becerril y Víctor Ballinas)
  • fovisste-deuda.jpg

Minuto a Minuto

Interesante

  • gucane.jpg
  • iebo.jpg