Durante las festividades decembrinas el consumo de bebidas alcohólicas se incrementa, debido a que en esta temporada existe mayor disponibilidad para comprarlas, siendo los adolescentes los más propensos a ingerirlas, subrayó el director adjunto de Operación y Patronatos de los Centros de Integración Juvenil, A. C., Ángel Prado.

En México, informó, 5.8 millones de adolescentes han bebido alcohol alguna vez en su vida, y 33 por ciento de ellos ha tomado más de cinco copas por ocasión.

El especialista indicó que el abuso ocasiona accidentes automovilísticos, violencia, problemas psicosociales y de salud. En 2012, la ingesta de este tipo de bebidas estuvo relacionada con 28 mil 500 incidentes en el país. Dicha cifra representa una de las 10 principales causas de muerte en la población entre 15 y 64 años de edad.

Algunos de los daños inmediatos que se presentan por la sobredosis de alcohol son las intoxicaciones severas, homicidios, lesiones y violencia. En tanto, los efectos a largo plazo son las enfermedades cardiovasculares asociadas con dicho consumo, daño hepático, hígado graso y cirrosis hepática.

Los Centros de Integración Juvenil, A. C. y la Comisión Nacional Contra las Adicciones (Conadic) trabajan en conjunto para informar a los jóvenes sobre las repercusiones negativas que produce el consumo del alcohol y brindan apoyo a las personas que ya tienen dependencia, mediante internamiento o de manera ambulatoria.