Durante la temporada de invierno, los menores de cinco años de edad y adultos mayores son más propensos a padecer alguna enfermedad respiratoria, debido a que su sistema inmunológico es más susceptible, por lo que deben recibir mayor atención y protección.

El Subdirector de Atención Médica del Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias (INER), Justino Regalado Pineda, explicó que las bajas temperaturas durante las estaciones de otoño e invierno favorecen la circulación de los virus causantes de infecciones respiratorias.

De acuerdo con el especialista, una de las patologías respiratorias más frecuentes en esta temporada es el resfriado común. Los síntomas y el padecimiento como tal pueden durar de tres a siete días. En algunos casos, se requiere de analgésicos y antisépticos (cuando hay fiebre), pero en otros no se necesita medicamento alguno.

El doctor Regalado Pineda señaló que, si el resfriado dura más tiempo, el enfermo debe acudir al médico y evitar remedios caseros y automedicación.

Para prevenir enfermedades respiratorias, recomendó: evitar el contacto estrecho con otras personas, no saludar de mano y beso, dejar de fumar, cubrirse la boca al toser o estornudar, abrigarse, comer sanamente, evitar lugares concurridos y lavarse las manos con frecuencia.