México y los países que integran el Triángulo del Norte de Centroamérica -Guatemala, El Salvador y Honduras- acordaron buscar áreas de colaboración para la atención y defensa de las comunidades de migrantes de los cuatro países en Estados Unidos.

Tal fue el resultado de una reunión extraordinaria celebrada ayer en Guatemala entre la Secretaria de Relaciones de México, Claudia Ruiz Massieu, y los Cancilleres de El Salvador, Hugo Martínez; de Honduras, María Dolores Agüero; y del país anfitrión, Carlos Raúl Morales.

Durante el encuentro, los Cancilleres de México y del Triángulo del Norte de Centroamérica acordaron coordinar y cooperar en iniciativas de materia fronteriza común; intensificar los proyectos de cooperación y comercio entre nuestro país y el istmo, así como coordinar esfuerzos entre las redes consulares de los cuatro países.

Los cuatro Cancilleres reiteraron a las comunidades de migrantes un llamado a la calma y a mantenerse informados, y cercanos a sus consulados.

En el encuentro, la Canciller mexicana reiteró la importancia de la integración regional y el compromiso de México para seguir construyendo un área de prosperidad que permita atender a las causas estructurales de la migración. Los ministros de relaciones exteriores de los cuatro países acordaron celebrar futuros encuentros para mantener la coordinación en el tema.

Ante sus homólogos centroamericanos, la Secretaria Ruiz Massieu subrayó que México no va a modificar bajo ninguna circunstancia ni por ninguna coyuntura su enfoque de corresponsabilidad y de respeto a los derechos humanos de las personas migrantes en la frontera y territorio mexicano.

“Vamos a mantener firme nuestro compromiso de construir juntos una zona fronteriza cada vez más próspera y segura”, dijo la jefa de la diplomacia mexicana.

En materia de desarrollo y competitividad la Canciller presentó acciones concretas en las que México quiere  seguir trabajando con Centroamérica:

  • Aprovechar mejor el Tratado de Libre Comercio de México con Centroamérica
  • Establecer zonas económicas especiales, para crear polos regionales de desarrollo como el de Puerto Chiapas, y convertirlo en un nodo estratégico de intercambio entre México y Centroamérica.
  • Mantener nuestro apoyo a la construcción de infraestructura en la región mediante el Fondo Yucatán, que hasta el momento ha destinado más del 41 por ciento de su capital en proyectos en El Salvador y Honduras.
  • Prevenir la migración no acompañada de menores en comunidades de origen del Triángulo Norte con programas emblemáticos que México ha promovido como “Mesoamérica sin hambre” o el que México tiene con la Agencia de Cooperación Alemana y la Fundación Save The Children.

El Triángulo del Norte de Centroamérica es el 3er socio comercial de México en América Latina y el Caribe, después de Brasil y Colombia.