Columnas Viviendo con Valor y con Valores

La trascendencia

Trascender

AMIGOS DEL PORTAL “CONEXOS”

BIENVENIDOS AL MUNDO DE LOS VALORES

Me es muy grato estar nuevamente con ustedes compartiendo mis reflexiones y propuestas, las cuales tienen la finalidad de aportarles, de manera muy humilde, pero de manera firme, sencilla y comprensible, algunas ideas y estrategias para continuar, conjuntamente con ustedes, instalando, fomentando, desarrollando el mundo de los valores, para que en un futuro podamos vivir tantos seres humanos en condiciones de armonía y plenitud. Claro es un granito de arena, pero estos granitos cuando se van acumulando pueden construir enormes castillos.

El mundo que estamos viviendo esta ávido, necesitado, urgido de recuperar los grandes valores, aquellas reglas maravillosas que regulan, controlan, ordenan nuestra vida diaria y que, tengo la impresión, quedaron tirados en el camino, en el devenir de la humanidad, porque así convino en afán de la cultura del placer, del libertinaje, del desorden, de la permisividad, de la flojera y del afán de la comodidad.

Hemos pensando en la necesidad de aportar nuevas ideas, pero también de repetir algunas de las reflexiones que hace ya rato fueron compartidas en otros medios de comunicación, porque solamente con la reiteración de los conceptos, podemos ir cambiando nuestros pensamientos o la forma de percibir nuestra existencia. Solamente con la repetición de los mensajes vamos a ir instruyendo a nuestro subconsciente de la necesidad de ir elaborando nuevos paradigmas y que mejor que esta nueva forma de percibir nuestra existencia sea a través de una cultura ética, de una forma de pensar sustentada en los grandes valores.

Tocaremos temas evidentemente relacionados con la cultura de los valores, pero también habremos de compartir con ustedes reflexiones en materia de salud o de los grandes retos que tiene la humanidad y que tenemos que conocerlos, enfrentarlos, resolverlos o quizás evadirlos con el objetivo de darle viabilidad a las próximas generaciones.

El día de hoy compartiremos con ustedes un concepto realmente importante y que debería de ser el motivo o impulso de todo lo que hacemos en la vida: LA TRASCENDENCIA

El concepto de trascendencia pareciera un término académico o una palabra sofisticada, cuando por el contrario la trascendencia debería de ser un concepto coloquial y cotidiano dada la importancia que conlleva.

Los seres humanos estamos destinados a la trascendencia porque tenemos el potencial neurológico y de toda índole para lograrlo. La única actividad que deberíamos de tener los seres humanos es la de estar diseñando todos los días la tarea que nos haga ser trascendentes.

Trascender significa ir mas allá de lo ordinario, significa ser extraordinario, implica alejarnos de la bola y del montón, de lo vulgar y de lo corriente. Es ir más allá de lo convencional, es ascender a los límites que nos da el cielo.

Trascender requiere de imaginación, de ideas, de proactividad, de prepararnos con vasta información y adquirir plenamente la cultura de los valores. Simboliza ser extraordinarios porque implica dejar un legado con el que seamos siempre recordados. Un legado es un acto de gratitud con la vida misma por haber tenido la oportunidad sensacional de haber existido. Así que la mayor responsabilidad de un ser humano es construir su legado para que nuestros seres queridos, sobre todo nuestros hijos comenten: ¡Valió la pena su existencia! dejó un mundo mejor, aportó algo maravilloso para que podamos seguir viviendo en mejores condiciones, mas realizados y prepararnos también para dejar nuestro propio legado.

Algunos autores señalan que solo el 5 % de los seres humanos trascienden, eso significa que el 95 % vienen a perder el tiempo o a causar problemas.

Para alejarnos de ese 95 % tenemos que creer firmemente que lo vamos a lograr, debemos de tener una elevada autoestima, de no ser así seremos muy manipulables y nunca alcanzaremos la trascendencia. Es como aquel personaje destruido y fracasado, que un dia se encontró a una gitana quien le dijo que se parecía tanto a Steve Jobs, este hombre se lo creyó y se convirtió en un líder sensacional y exitoso. Tiempo después leyó en la prensa la noticia de que la policía había detenido a una gitana mentirosa que se la pasaba engañando a la gente. El hombre volvió a sentirse derrotado y nuevamente cayó en una vida de fracasos.

La trascendencia es el resultado de creer en ti profundamente y no necesariamente que alguien te lo diga y solo así construirás el legado. Pero recuerda que el mayor de los legados es ser una persona ética, que es aquella que simplemente viene al mundo a facilitarles la vida a los demás

Los seres humanos trascendentales elevan la vista al cielo, intentan alcanzar una estrella, si no pueden, por lo menos estarán cerca del infinito y los otros, estarán con la vista al suelo y lo único que encontraran serán gusanos.

 

 

MUCHAS GRACIAS.

HASTA LA PROXIMA Y RECUERDEN A VIVIR EN ARMONIA, CON VALOR Y CON VALORES

Minuto a Minuto

Interesante

  • gucane.jpg
  • iebo.jpg