Columnas Tumba Siete

LA COYUNTURA PÉRDIDA.

graciela_manucci_foto_del_film

TUMBA SIETE
Por: Fray Tomás

El 2011 será recordado como el año de la primavera árabe, de la indignación, de las protestas multitudinarias. Se convirtió a golpe de transformaciones en uno de los temas más fascinantes de nuestro tiempo.
Un libro que analiza con rigor y exhaustividad sus acontecimientos es Redes de Indignación y esperanza: los movimientos sociales en la era del internet, escrito por Miguel Castells, en este memorial sociológico se explica el papel de las nuevas tecnologías en la formación, dinámica y perspectivas del cambio social. En palabras de la Dra. Isabel Duque Franco, es “un análisis de plena actualidad, y casi en tiempo real”.

manuel

En sus ocho apartados, el cartapacio publicado por Alianza Editorial, explora tanto el papel de supercarretera de la información como el poder político de los movimientos masivos.
En palabras sucintas, para Castells, “lo que provocó esta rebelión polifacética -que conmocionó al mundo- fue fundamentalmente la humillación causada por el cinismo y la arrogancia de los poderosos, tanto en el ámbito financiero como político y cultural”.

Conectadas por las redes sociales de internet, las personas se agruparon en espacios de autonomía, de la clandestinidad que prodiga el ciberespacio, pasaron a ocupar las calles para exponer sus verdearas preocupaciones, por encima de ideologías e intereses dominantes. Relacionaron sus mentes, crearon el significado de nueva realidad que sin cortapisas contestó el poder.
La vaciedad cultural y la desesperanza disolvieron el vínculo entre sociedad y gobierno. Esta tempestad sobrevino cuando nadie la esperaba, sacudió desde Túnez e Islandia hasta la revolución egipcia y el movimiento Ocupar Wall Street, pasando por los indignados de España.

El texto del también catedrático de la Universidad del Sur de California, Los Ángeles y de la Universidat Oberta de Catalunya en Barcelona, es obligada lectura para quien con buen juicio se proponga ejercer la política, porque su esclarecedor y apasionante análisis identifica las nuevas vías de cambio social surgidas en este siglo.
Lástima que ningún “cuarto de güera” lo tuvo en cuenta en los comicios recientes, dejaron pasar la preciosa oportunidad de vincular el sentir de las personas con el discurso de los candidatos; en contrates, todo fue hedor y podredumbre. Los improperios mancharon el aire.

blancoynegro

 

Tomar la redes sociales con el propósito cambiar nuestra realidad, no es asunto de inmediatez cuando lo que se difunde raya en el procacidad, es hablarle al pueblo con el corazón, conscientes de que si se empeña la palabra deberá cumplirse cabalmente.

ADIÓS, ME SALUDAS A NUNCA VUELVAS.

Gabino Cué Monteagudo, gobernador de Oaxaca, se va dejando tras de sí una estela de corrupción y desorden social, sus mala gestión tiene sumido en el atraso a un estado rico en cultura, tradiciones y recursos naturales, por increíble que parezca. Hace pensar a las mentes febriles que si para eso sirve la democracia, es preferible vivir una dictadura. Sinceramente, no creo que esa haya sido la idea de cientos de miles oaxaqueños que en 2010 concurrieron las urnas y con su voto lo llevaron al poder.

Gabino-Cue

Por décadas los partidos coaligados en aquel proceso, ahora dispersos merced a sus apetitos de poder, se quejaron amargamente de los usos y abusos de los gobiernos priistas, la última cabeza de turco: Ulises Ruiz Ortiz. Pero, ironías de la política, Cué Monteagudo les resulto peor, fue un fraude a la esperanza, el suyo se ha coinvertido sin sutilezas en un sexenio perdido, en todos los ámbitos.

Ahora le tocará asumir su responsabilidad en el naufragio, porque la derrota del candidato José Antonio Estefan Garfias, no es del todo suya -aun cuando por torpeza él o su equipo de campaña se negaron a entender que en la pela por la sucesión habían dos frentes abiertos y no una sola línea de combate-, mas bies es una muestra del desprecio que siente la ciudadana por sus actual mandatario.

Una lectura emerge con fuerza, en esta elección la sociedad reclamos su mayoría de edad, su derecho a elegir. Humildemente pienso que los comicios no los ganó el PRI como resultado de una espléndida campaña, los perdió Gabino Cué, el cambio en la intención del voto obedeció al irrefrenable deseo de cobrarle la canallada  al actual gobernador, lo he dicho: en política uno es el hecho, los demás son consecuencias.
Por gente como Gabino Cué y sus secuaces se denigra la democracia.
Contacto:
tumba.siete@gmail.com
@Tumba_7

Sobre el Autor

Ivonne Aquino

Directora operativa

Agrega un Comentario

Minuto a Minuto

Interesante

  • gucane.jpg
  • iebo.jpg