Cultura y Turismo

La compañía “LA LIGA” Teatro elástico compartió experiencias en la creación de obras infantiles

post_Platica_de_Jacqueline_Serain_e_Iker_Vicente_CCB_ALR_5701b

Profesionalizar la labor de directores de escena en el trabajo con infantes es uno de los objetivos del Encuentro Nacional de Teatro Hecho por Niñas y Niños 2017, el cual tuvo lugar del 3 al 6 de mayo en la Ciudad de México, y al que asistieron 21 creadores escénicos de diferentes estados de la República Mexicana.

En su último día de actividades la directora escénica Jacqueline Serafín y el artista visual Iker Vicente, fundadores de la compañía LA LIGA – Teatro elástico compartieron su experiencia en cuanto a la creación y manejo de objetos, derivada de su proyecto Las bestias danzan, o el sigiloso conjuro de lo salvaje.

La también actriz Jacqueline Serafín explicó que a partir de la creación de seis títeres de gran formato: cinco lobos adultos y un venado, el montaje Las bestias danzan lanza una pregunta vital sobre la animalidad y exhibe un juego que invita a la reflexión y a la experimentación.

“Queríamos trabajar con animales en espacios públicos. Imaginábamos la irrupción de estos seres en la cotidianidad de las calles, un encuentro fortuito que te saca de la rutina, te intriga, te hace cambiar tu recorrido, a acercarte, a preguntar, a hablar con otra gente”.

Indicó que este proyecto no es un mero trabajo de teatro de calle sino que cuenta con la labor colectiva de niños y adolescentes quienes participan en un taller, así como en la ejecución de la representación en un espacio público donde movieron marionetas.

Luego de su exposición, respondieron preguntas sobre el porqué trabajar con títeres y con qué materiales realizarlos. Serafín indicó que a partir de la necesidad de expresar algo se evalúa cómo hacerlo, siendo una opción el uso de marionetas, para posteriormente estudiar el material con el cual realizarlas para que sean una extensión de lo que se busca expresar.

Por su parte Iker Vicente, miembro del Sistema Nacional de Creadores de Arte del Fonca, dijo a los directores escénicos que al montar un proyecto de marionetas se debe tener presente el tipo de espacio en el que se va a presentar, quién se relacionará con los objetos (actores, niños, otros títeres o muñecos), y dónde estará situado el público.

En ese sentido Jacqueline dijo que los creadores escénicos siempre trabajan con límites como el espacio, el público, el texto, pero a su vez también arriesga.

“A veces las cosas resultan o no, es cuestión de investigar y experimentar. Con Las bestias danzan nuestra primera idea fue construir una marioneta que sin estar en ‘primera fila’ el público pudiera ver”, recordó.

Sobre la selección de materiales con las que se construyen títeres o marionetas, Iker Vicente dijo que al artista debe gustarle y hacerle sentir cómodo, lo que tuvo que descubrió luego de mucho tiempo de experimentación.

“Uno busca materiales que ayuden a exponer lo que se quiere pero a su vez te gusten. Yo trabajé con muñecos en aluminio, pero no es un material que yo pudiera disfrutar o me apasionara, caso contrario con el bambú”, compartió.

Ambos artistas coincidieron en que el trabajo más importante dentro de su proyecto fue con los niños. “Ellos pintan, hacen dibujos, arman su marioneta y cantan, todo en colectividad”, destacaron.

“Aquí lo importante, por un lado, fue el estimularlos a que tuvieran curiosidad y enseñarles cosas, y por el otro el crear algo concreto. Con los talleres luego uno experimenta y experimenta y termina por no hacer nada”, puntualizó Vicente.

El Salón de Ensayos del Centro Cultural del Bosque fue el espacio de esta actividad organizada por la Secretaría de Cultura federal, a través de la Coordinación Nacional de Desarrollo Cultural Infantil- Alas y Raíces.

Información: DAF

Minuto a Minuto

Interesante

  • gucane.jpg
  • iebo.jpg