¿Cómo saber si un atleta lleva un método adecuado en su preparación? ¿Cómo poder detectar problemas que no se ven a simple vista? ¿Cómo pueden mejorar su técnica? Estos son cuestionamientos que le pueden surgir a un médico, un entrenador o al mismo deportista, con la finalidad de mejorar su rendimiento y resultados en sus competencias.

Para ello, la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte (CONADE), impulsó a que la tecnología se aplique en el deporte y así contar con un laboratorio de biomecánica que se encuentra en el Centro Nacional de Evaluación y Seguimiento del Alto Rendimiento, ubicado en el CNAR, con el objetivo de atender a los deportistas nacionales y que éstos puedan perfeccionar su sistema y desempeño en los entrenamientos.

El análisis de los movimientos del cuerpo es el principal estudio de esta ciencia y, basada en la actividad deportiva, tiene como principal objetivo la mejora de las técnicas en cada disciplina, prevenir lesiones y verificar el correcto funcionamiento de los músculos y huesos.

El doctor Alberto Garrido Esquivel, responsable de dicho laboratorio, explicó que la principal tarea es capturar la imagen de los atletas en su técnica específica de acuerdo a su deporte con marcadores adheridos al cuerpo.

“Se realiza una grabación y se hace una imagen tridimensional para poder ver diferentes tipos de angulaciones y velocidades, para mejorar la técnica del deportista o evitar una lesión. Los resultados se le entregan al médico, al metodólogo o al entrenador para que ellos lleven a cabo una intervención y poder hacer modificaciones o de lo que consideren ellos”, comentó.

Este laboratorio de biomecánica cuenta con un aparato conocido como BTS Bioengineering, que consta de ocho cámaras autoeléctricas que detectan su marca reflejante, dos plataformas de fuerza, electromiografía de superficie y cámaras en tiempo real; todo se sincroniza en una misma base.

Garrido Esquivel puntualizó en que uno de los principales objetivos de este espacio es ayudar a los entrenadores o preparadores físicos a darles las cargas de entrenamiento e impedir un daño que afecte al deportista, mismo que se ve reflejado en su rendimiento físico en competencias.

La CONADE ha buscado incorporar la ciencia y la tecnología en beneficio del alto rendimiento en el deporte mexicano con este tipo de laboratorios y así contribuir en gran magnitud en su formación para poder obtener una mejor posición a nivel internacional.