Arte, tradición y rescate del arte popular vinculado a la rica historia de las comunidades de 12 pueblos originarios que participarán activamente en este espacio es la vocación de la sede de la Fábrica de Artes y Oficios Milpa Alta, inaugurada este 14 de febrero en el pueblo de San Jerónimo Miacatlán.

María Cristina García Cepeda, secretaria de Cultura  federal y Miguel Ángel Mancera, jefe de Gobierno de la Ciudad de México, llevaron a cabo la apertura de este nuevo espacio que ofrecerá talleres de telar de cintura, vitrales, cerámica, serigrafía, pintura, escultura, fotografía y música entre otras muchas actividades.

La titular de Cultura federal refirió que en colaboración con el Gobierno de la Ciudad de México, la Secretaría de Cultura ha destinado 160 millones de pesos a la red de Faros de la Ciudad en un esfuerzo por enriquecer la vida comunitaria y crear centros de educación artística y de convivencia donde las familias se puedan reunirse en torno a la cultura.

El Faro de Artes y Oficios Milpa Alta ofrecerá, en sus 923 metros cuadrados, talleres, exposiciones, un auditorio para 250 personas y salones de usos múltiples con clases de gastronomía, náhuatl, dibujo, grabado, animación, arte en papel de china, danza aérea y clown.

Miguel Ángel Mancera, jefe de Gobierno de la Ciudad de México, afirmó que el crecimiento de este Faro es resultado de la unión de toda la comunidad de Milpa Alta y de las instituciones para respaldar la cultura y con ello el tejido social de la comunidad.

Las actividades del Faro serán apoyadas permanentemente con el propósito de que los talleres que se imparten fortalezcan las tradiciones de Milpa Alta, sus prácticas culturales, cartonería, cerámica, gastronomía y demás expresiones artísticas.

Eduardo Vázquez Martín, secretario de Cultura de la Ciudad de México, dijo que esta obra representa un esfuerzo de cooperación entre instituciones para dotar a este proyecto de un aula digital, biblioteca y sobre todo talleristas que enriquezcan el programa educativo de este recinto.

En la ceremonia también estuvieron presentes Yesenia Ramírez, responsable del FARO Milpa Alta; Julián Flores, jefe de la Organización de Bienes Comunales de Milpa Alta; los directores de los diversos faros de la ciudad de México y la niña Yollotl Castro, de la comunidad de Miacatlán, quien dio la bienvenida en lengua náhuatl a los presentes.

Durante el recorrido inaugural los asistentes conocieron los diversos espacios del recinto que está acondicionado también con un domo de 24 metros que crea ahorro energético  en el edificio, además de cabina de radio, luminarias led y recubrimientos de madera para mejorar la acústica en el escenario principal.

Finalmente, María Cristina García Cepeda invitó a la comunidad a apropiarse de este nuevo Faro para convivir, pasar el tiempo libre y hacer que los saberes y oficios se conviertan en nuevas experiencias de vida y de la identidad cultural de Milpa Alta.

Información: HBL/Secretaría de Cultura