Durante las fiestas navideñas, los mexicanos consumen una dieta diferente a la del resto del año, debido a que ingieren alimentos con más calorías, irritantes y condimentos, lo que, entre otras, cosas, provoca enfermedades grastrointestinales y aumento de peso, explicó la jefa de Gastroenterología del Hospital General de México Dr. Eduardo Liceaga (HGM), doctora Fátima Higuera de la Tijera.

Las comidas de esta temporada, añadió, provocan que las personas aumenten hasta cinco kilos más de su peso normal y quienes tienen problemas preexistentes como gastritis o síndrome de intestino irritable, puedan presentar síntomas más graves.

La especialista agregó que también puede ocasionar que las personas que no presenten alguna sintomatología, tengan malestares después de las festividades decembrinas por el tipo de alimentos consumidos en ese periodo.

La especialista indicó que algunos de las manifestaciones del síndrome de intestino irritable son: dolor tipo cólico, estreñimiento, sensación de distención abdominal y flatulencias.

Ante este panorama, consideró necesario que la población se concientice de que todo alimento en exceso es nocivo para la salud, por lo que recomendó consumir con moderación en temporada navideña y de fin de año, para evitar que se desencadenen enfermedades gastrointestinales y se eleve el peso corporal.

De acuerdo con la gastroenteróloga, en esta temporada la alimentación en los adultos mayores puede tener consecuencias más graves ya que, por ejemplo, un alimento típico de la temporada son los romeritos, platillo con alto contenido en sodio que podría generar problemas a personas con hipertensión arterial o que padecen alguna enfermedad renal crónica.