Deportes

Fue de la patada,despedida en el Cuauhtémoc

image

México y Argentina, dos equipos que supuestamente están entre los favoritos para ganar alguna medalla en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016, protagonizaron anoche en Puebla un encuentro que registró más faltas que
disparos a la portería.

Era la despedida de la Sub 23 que buscará refrendar el oro olímpico en el remodelado estadio Cuauhtémoc, con los tres refuerzos en la cancha, y frente a Argentina, una de las selecciones más representativas a nivel mundial.

Algo debió intuir el aficionado que vive en Puebla, porque a pesar de la promoción de dos por uno que se anunció antes del cotejo, se registró una pobre asistencia.

El momento más tenso del partido se registró en los primeros cinco minutos del juego. No fue un disparo o alguna atajada de los arqueros, lo que provocó la expectación fue una falta sobre Hirving Lozano, uno de los estelares del Tri, que dejó al jugador del Pachuca derribado por alrededor de cinco minutos.

Los médicos entraron y revisaron al muchacho de apenas 20 años y notaron que le dolía la rodilla derecha. Para la fortuna de Raúl el Potro Gutiérrez, el jugador siguió en el campo y salió de cambio hasta la parte complementaria.

La venganza corrió por cuenta de uno de los compañeros de Hirving Lozano en el Pachuca, Víctor Guzmán, quien golpeó a Carelli y el jugador de la selección mexicana acabó amonestado.

En el complemento, Gerónimo Rulli regañó a su defensa porque Carlos Salcedo les ganó en el salto y anotó el 1-0. Cuando volteó el mexicano a ver al árbitro, notó que se marcó una falta inexistente sobre el portero argentino.

Por su parte, las críticas de Diego Armando Maradona contra el que fue su compañero en el Mundial de México 86, Julio Olarticoechea, parecen justificadas. Diego dice que “la Albiceleste no va a hacer nada en Río 2016” y por lo menos en el estadio Cuauhtémoc le dieron la razón.

Alfredo Talavera, en su regreso después de una lesión, se dedicó a hacer despejes de saque de meta.

Hirving Lozano, antes de irse a descansar, tuvo la oportunidad de superar al arquero de Argentina, tras un pase de Oribe Peralta, aunque el balón acabó en las manos del arquero pampero.

Las patadas no cesaron en el segundo tiempo. El primero que golpeó fue Lautaro Gianetti, quien juega en el Vélez Sarsfield de su país, y también fue el último que lanzó una patada, porque al minuto 90, por una falta en la lateral, se barrió y el árbitro lo sancionó con la tarjeta roja.

(Adrenalina)

Sobre el Autor

Redacción

Directora operativa

Agrega un Comentario

Minuto a Minuto

Interesante

  • gucane.jpg
  • iebo.jpg