En hospitales del Estado de México, Querétaro y Michoacán entró en operación el programa piloto Neurohabilitación para Menores de Tres Meses Diagnosticados con Daño Cerebral, con el objetivo de reducir las secuelas de este padecimiento o revertirlo.

El director del Hospital de Ginecología y Obstetricia del Instituto Nacional Materno Infantil mexiquense, Juan Carlos Santiago Núñez, informó que este modelo es más eficiente y menos costoso que el tratamiento tardío de las discapacidades.

El programa piloto forma parte del convenio de colaboración interinstitucional para desarrollar acciones que prevengan problemas a la salud y discapacidades en lactantes con riesgo de daño cerebral.

En este trabajo participa un grupo multidisciplinario que aplica diferentes tipos de ejercicios, para que los infantes con lesión neuronal durante su nacimiento o en los primeros días de vida desarrollen correctamente su sistema neuromuscular.

Esta condición se genera, principalmente, como consecuencia de la falta de oxigenación en el cerebro al nacer, por parto complicado o nacimiento prematuro y los daños cerebrales van de leves a graves. Los infantes en esta situación presentan limitaciones para hablar, moverse, caminar o comer y, en condiciones graves, padecen parálisis o fallecen.

Si la lesión cerebral es diagnosticada en los primeros meses de vida y se inicia terapia neurohabilitatoria de inmediato, existe mayor probabilidad de disminuir o prevenir las secuelas.

De acuerdo con su condición, los bebés son atendidos por un grupo multidisciplinario durante un periodo mínimo de seis meses. Se les aplica una serie de ejercicios físicos, de visión, audición y cognoscitivos, para que desarrolle el sistema neuromuscular acorde a su edad.

Los niños neurohabilitados tienen más posibilidad de mejorar su calidad de vida personal, familiar y social, lo que impacta en su desarrollo escolar, laboral y de relaciones sociales.

En este acuerdo participan el Sistema Nacional DIF, la Comisión Nacional de Protección Social en Salud, la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Servicios de Salud de Querétaro y Michoacán, el Instituto Materno Infantil del Estado de México y la Administración del Patrimonio de Beneficencia.