Análisis de Carmona Columnas

Elecciones 2016: PÉRDIDAS, GANANCIAS, BALANCE Y PROYECCIONES 2018.

partidos-politicos-quadratin-veracruz-logos-elecciones25

Por Salvador Carmona Amorós.

Los resultados de las elecciones del anterior domingo (6/VI), deben considerarse muy seriamente por su significado sobre las preferencias electorales de los ciudadanos, las fuerzas políticas y la proyección hacia las presidenciales del 2018, pues involucraron alrededor del 43/45% de la población del país, del padrón electoral y del PIB nacional.

manlio

PÉRDIDAS : El gran perdedor fue el PRI. Su líder, Manlio Fabio Beltrones, esperaba ganar 9 de las 12 gubernaturas en disputa y solo ganó 5, el 55%, una calificación reprobatoria del cálculo de un político tan experimentado. En la CDMX el PRI prácticamente desapareció. La inmensa mayoría de los analistas, he incluso The Wall Street Journal atribuyeron este descalabro a la corrupción de los gobiernos de Veracruz, Quintana Roo y Tamaulipas pero habría que buscar la causa profunda, radical, de lo anterior en la acción de la ley de hierro de las oligarquías (Robert Michels) ley operante en todas las organizaciones sociales, que ha llevado al partido a ser manejado, desde hace por lo menos tres décadas, por una élite que ha descuidado la participación de sus militantes y de sus organizaciones sociales, diluyendo su programa e ideología, y desatendiendo la vigilancia hacia los gobiernos emanados de sus filas.

Mexican President Enrique Pena Nieto arrives for an event to announce World Bank support for Mexico's Prospera social net program at Los Pinos presidential residence in Mexico City, Wednesday, Nov. 19, 2014. Mexico's first lady said late Tuesday that she will sell her interest in a personal home built and still owned by a company that has gained millions in contracts under the president, an apparent effort to quell a conflict-of-interest scandal that has surrounded the couple. (AP Photo/Rebecca Blackwell)

Los esfuerzos del presidente Enrique Peña Nieto por reposicionar al PRI con iniciativas como la de bodas gays, de incorporación masiva de estudiantes a las instituciones de seguridad social y de ampliación del Seguro Popular, o han generado serías y fundadas controversias, o parecen difíciles de concretar ante la debilidad del sistema de salud pública.

En menor medida pierde el PRD al no lograr los buenos resultados que esperaba en la CDMX, en Tlaxcala y Oaxaca. Los gobernadores que ganó en alianza con el PAN (Durango, Quintana Roo y Veracruz) son de filiación o inclinación panista. Descendió a la cuarta fuerza político-electoral del país.

prd (1)GANANCIAS:  Los grandes ganadores fueron el PAN y MORENA, en ese orden.
El PAN se hizo, por si sólo, de 4 gubernaturas (Aguascalientes, Chihuahua, Puebla y Tamaulipas), y ganó 3 en alianza con el PRD (Durango, Quintana Roo y Veracruz) pero será hegemónico en las decisiones de gobierno. Implícitamente es el partido que obtiene la mayor cantidad de votos, aunque en la CDMX no apareció. MORENA se posiciona como la tercera fuerza política nacional. Sin ganar gubernaturas incrementa, entre 2015 y 2016, su votación de 1.8 a 2.5 millones de sufragios, ganado en la CDMX por 80 mil votos al PRD.
El resto de partidos: PVEM-Panal-MC-PT-PES, quedan en una situación difícil de evaluar, pero podría decirse que su votación no tiene ninguna trascendencia.

AMLO_critica_FCH_Reuters_0BALANCE: Pareciera que en la actualidad se registra un equilibrio o empate técnico entre las fuerzas de la derecha (PAN), el centro (PRI y aliados) y la izquierda (MORENA,-PRD-MC-PT), pero con tendencia al crecimiento de los extremos , derecha e izquierda, y al decremento del centro. Considerando que a nivel nacional gobierna el centro político (el PRI y sus aliados pero con la coparticipación de parte de la derecha y la izquierda), ello implicaría que prevalece, entre los ciudadanos, mujeres y hombres, un ánimo de inconformidad con la situación general del país, especialmente en lo relativo a la economía, la inseguridad y la laxa calidad moral y ética en la conducción de la cosa pública.

Lo anterior obliga a considerar en este balance un ascenso en las posibilidades competitivas de actores políticos independientes, ante el creciente descredito, entre los ciudadanos, de los partidos políticos y de los políticos tradicionales.

En síntesis: un balance en equilibrio inestable.

PROYECCIONES 2018. En la medida en que la oposición ganó más estados –y se podrían incrementar en 2017- será más difícil para el PRI conservar la Presidencia de la República. Las elecciones serán más competidas y complejas y por lo tanto, existen posibilidades de alternancia. ¿Alternancia de quién?
Las opciones aparecen para el PAN, MORENA, y un candidato independiente, en el caso de que el PRI no recomponga su actual situación.

El PAN, ya se percibe, atacará la yugular del PRI. Pero el problema del partido de la derecha es interno: no se ve nada fácil unificar las ambiciones presidenciales de los Calderón (Margarita Zavala en tándem con su esposo), del joven Ricardo Anaya y de Rafael Moreno Valle, quien seguramente conservará capacidad de negociación para sí mismo en caso de no obtener la candidatura. Y, ante la victoria, otros aspirantes alzarán la mano (ya lo hizo el gobernador de Guanajuato).

MORENA, con López Obrador, difícilmente unificara a la izquierda (si acaso podrían acompañarlo el MC y el PT).

El PRD para lograr sobrevivir e incluso reposicionarse tiene un salvavidas a mano: Miguel Ángel Mancera, un buen candidato. López Obrador sería el enemigo a vencer por todos y concitaría el ataque generalizado, amén de que su propuesta de gobierno no es sólida. De los independientes a la vista –Jorge Castañeda, Juan Ramón de Fuente, Pedro Ferriz, Jaime Rodríguez Calderón- este último se ve con más posibilidades, pero todo dependerá de cómo resuelva los 117 casos de corrupción por los que abrió proceso judicial a treinta involucrados (exfuncionarios y particulares, y los problemas de su entidad. Los independientes, al igual que López Obrador, hasta ahora no tienen propuesta sólida de gobierno. Podría aparecer una sorpresa: la del ingeniero Aquiles Córdova del Movimiento Antorchista.

En el PRI ninguno de sus precandidatos tiene “percepción popular”, ni los de “círculo rojo” Luis Videgaray, Aurelio Nuño, Miguel Ángel Osorio Chong y José Antonio Meade, quien no es priísta, ni los externos al círculo MF Beltrones, Eruviel Ávila, Ivonne Ortega, José Calzada o Claudia Ruíz Massieu. Aunque poco, el PRI todavía tiene tiempo para o sacar un As de la manga o adoptar alguna o algunas políticas públicas de verdadero impacto popular.

Minuto a Minuto

Interesante

  • gucane.jpg
  • iebo.jpg