Internacionales

Donald Trump elige para Salud a un anti’Obamacare’

IMG_5353

WASHINGTON.

El presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, nombró ayer a Tom Price, un acérrimo crítico del actual sistema de salud pública, llamado Obamacare, como secretario de Salud de su futuro gobierno, en una señal de que cumplirá su promesa de modificar la legislación.

El legislador conservador y excirujano ortopédico, Price “está excepcionalmente calificado para conducir nuestro compromiso de desmontar y reemplazar el sistema Obamacare”, expresó Trump en una nota oficial.

Entre los objetivos de Price, añadió la nota, está ayudar a diseñar “un sistema de salud que sea asequible y accesible a todos los estadunidenses”.

Promesa de la campaña electoral que llevó a Obama a la Casa Blanca en 2008, el sistema Obamacare ha proporcionado hasta ahora protección de salud a unos 20 millones de estadunidenses, mediante seguros privados.

El sistema ayudó a reducir a 10% la población (el nivel más bajo de la historia) que carece de cualquier sistema de protección de salud.

En su campaña electoral, Trump adelantó que esperaba mantener apenas dos aspectos del actual sistema: permitir a jóvenes permanecer en un plan de salud de sus padres hasta los 25 años, y la prohibición a que las aseguradoras nieguen atención a personas con problemas preexistentes a la firma de los contratos.

También, escogió a Elaine Chao como secretaria de Transporte, de acuerdo con una fuente allegada al Presidente electo.

La fuente habló bajo condición de anonimato porque no estaba autorizada para hablar públicamente sobre la selección, que se espera sea anunciada el martes por la tarde.

Chao, de 63 años, fue secretaria de Trabajo durante el gobierno del presidente George W. Bush y también primera asiática-estadounidense en servir en un gabinete presidencial. Chao también es esposa del líder de la bancada mayoritaria del senado Mitch McConnell, de Kentucky.

Ella llegó a los ocho años a Estados Unidos de Taiwán, junto con su familia.

Trump aún busca a su jefe de la diplomacia, y su equipo se encuentra dividido entre el peso pesado republicano Mitt Romney, el exdirector de la CIA David Petraeus o el senador Bob Corker.

El legislador de mayor rango en el comité judicial del senado, Chuck Grassley, se reunió ayer con Trump.

CASTIGO PARA QUIEN QUEME LA BANDERA

El presidente electo estadunidense, Donald Trump, aseguró ayer que la quema de la bandera, algo que el Tribunal Supremo considera protegido constitucionalmente bajo libertad de expresión, debería acarrear “consecuencias” como el encarcelamiento o “la pérdida de la ciudadanía”.

“No se debería permitir a nadie quemar la bandera estadunidense –si lo hacen, debería haber consecuencias– quizá la pérdida de la ciudadanía o un año en la cárcel”, afirmó Trump a través de la red social Twitter.

Pese al llamado de Trump, la máxima instancia judicial en EU ya falló en dos ocasiones, en 1989 y 1990, en contra de criminalizar la quema de la bandera estadunidense.

 

(EFE)

  • fovisste-deuda.jpg

Minuto a Minuto

Interesante

  • gucane.jpg
  • iebo.jpg