Columnas Halcón Polaco

Cruda realidad

CARTEL

¿Del tripartidismo en México?

Los dueños de poder.

Cambios de preferencias.

Es increíble lo que es capaz de manipular el establishment cuando se trata de ignorar los avances políticos de quienes no piensan como ellos o son lo que ellos llaman “un peligro para México”.

Sus análisis se vuelven miopes, torpes, parciales y falsos. Buscan pintar una realidad que no es, ocultando lo que les resulta incómodo o inaceptable.

Tomen como muestra el análisis publicado el domingo pasado por el Grupo Reforma en el que evalúa las cifras del 5 de junio, comparando los resultados en 2010 con los de 2016.

PRD1Como si México todavía viviera sentado en un cómodo tripartidismo PRI-PAN-PRD, hecho que satisface a los dueños del poder, el medio se concreta a evaluar los cambios de preferencias de esos partidos.

En Oaxaca, por ejemplo, la alianza PAN-PRD ganó en 2010 con un 50.1 por ciento de los votos que el efecto Gabino Cué las redujo a 24.9 en el 2016. El PRI que en el 2010 perdió con el 41.9 por ciento de los votos, ahora ganó con apenas el 32 por ciento.

Es decir, juntos los votos de la triada PRI-PAN-PRD en 2010 fueron el 92 por ciento de la votación, cayeron al 57.9 por ciento en el 2016. ¿A dónde se fueron los 34.8 por ciento restantes? La mayoría sin duda a Morena. Pero eso no se menciona.

Lo mismo sucede en Veracruz, donde en el 2010 la suma de los votos del PRI-PAN-PRD alcanzaron el 97.7 por ciento de los sufragios, mientras que en 2016 apenas alcanzaron 64.9 por ciento. ¿Dónde está el 32.8 por ciento restante? De nuevo, la mayoría en Morena.

MORENA-BALANCE-POSITIVOIncluso en estados completamente priistas como Sinaloa, la votación PRI-PAN del 2010 fue de 94.6 por ciento y ahora apenas alcanzó 70.6 por ciento. ¿Se esfumó en la nada el 24 por ciento? Morena e independientes tienen la respuesta.

Ni qué decir de Hidalgo, el estado del secretario de Gobernación, en donde el PRI ganó en 2010 con el 50.2 por ciento de los votos y en 2016 lo hizo con apenas el 38.6 por ciento. ¿En dónde se esconden 11.4 por ciento de los votos?

O qué dicen de Tlaxcala, en donde el PRI del 2010 ganó con 46.4 y en el 2016 le bastó el 33.4 por ciento de la votación. Alguien se llevó el 13 por ciento.

PRI (1)Escondiendo las cifras no se elimina una realidad por más incómoda que sea para algunos.

Y esa realidad es que Morena, en su debut en elecciones estatales, aunque no haya ganado ninguna gubernatura, ya alcanza cifras de dos dígitos y en algunos casos muy cercanas a terciar con PRI y PAN.

El auténtico análisis que vale la pena hacer es cuántos votos alcanzó Morena en los 12 estados, más allá de que dominó el referéndum de la Asamblea Constituyente para la CDMX, confirmando que desplazó al PRD como el gobierno en la ciudad capital.

No incluir a Morena en los análisis no solo demerita el análisis. Esconde una realidad que es a todas luces —después del gran avance del PAN— la primicia electoral del 2016.

PAN1

* Comentarios a halconpolaco@gmail.com sus colaboraciones las podrá leer en este medio mientras usted así lo quiera cada semana.  Saque sus propias conclusiones y determine su propio criterio. Hoy y siempre sea usted feliz.

Sobre el Autor

Halcón

Agrega un Comentario

Minuto a Minuto

Interesante

  • gucane.jpg
  • iebo.jpg