Con la proyección de la cinta Dos tipos de cuidado que Queta Lavat protagonizó junto con Jorge Negrete y Pedro Infante, la Cineteca Nacional realizó un emotivo homenaje a la actriz, cuya trayectoria de más de 70 años en el cine incluye su participación en más de 160 películas.

Visiblemente emocionada y acompañada de familiares y amigos como Diana Bracho y Miguel Alemán, agradeció el acto con dos palabras muy sencillas desde lo más profundo de su corazón: “muchas gracias”.

Y es que, dijo, “este homenaje en este extraordinario recinto, la Cineteca Nacional es uno de los regalos más importantes que he recibido en mi vida y es mi gran regalo de cumpleaños porque dentro de 10 días cumplo los 88”.

De esos años, más de 70 los ha dedicado a la actuación. Desde 1945 cuando realizó su primera película Las colegialas y la lista de las personalidades con quienes compartió los escenarios es interminable. Entre ellos Jorge Negrete con quien actuó en cinco ocasiones y a quien, aseguró, ya perdonó por dejarla vestida y alborotada en la cinta Dos tipos de cuidado.

Queta Lavat destacó que “no hay muro que no derriben el arte y la hermandad” y como prueba, recordó que esa película logró lo que en aquel momento, 1952, parecía imposible: reunir a Pedro Infante y Jorge Negrete en una cinta, ya que trabajaban en casas productoras distintas, lo cual se concretó gracias a las gestiones de producción de Miguel Alemán Velasco y que desde esos años remotos, demuestra la importancia de que los mexicanos estemos siempre unidos.

La actriz también recordó a su esposo, El Güero Carrillo, con quien decidió dedicar su vida a “estas formas fantásticas de arte efímero y eterno, que son el cine, la actuación y el teatro”.

A Alejandro Pelayo, director de la Cineteca Nacional y principal promotor de este homenaje, agradeció la iniciativa que incluye una pequeña retrospectiva de algunas de las más de 160 películas en las que tuvo la oportunidad de contribuir al cine mexicano con su trabajo actoral desde los 15 años.

El también cineasta indicó que se trata de un merecidísimo homenaje a la actriz, para quien actuar es tan natural como la vida misma y que nunca fue el arquetipo de la diva inalcanzable, cuya ininterrumpida trayectoria profesional en cine, teatro, radio, doblaje y televisión, es un ejemplo de rigor artístico y verdadera vocación actoral.

Por ello, dijo, proyectar nuevamente Dos tipos de cuidado en la Cineteca Nacional ya era justo y necesario. Se trata de una de las películas más importantes del cine mexicano y es quizá, la mejor comedia ranchera. Es la única que hicieron juntos Pedro Infante y Jorge Negrete bajo la dirección de Ismael Rodríguez y que incluye la escena de épicas coplas entre los actores.

Antes que estrella, destacó que Queta Lavat es una actriz en toda la extensión de la palabra, un testigo privilegiado de los años dorados de nuestra historia fílmica, que en cintas ya clásicas apareció al lado de las figuras más importantes como Pedro Armendáriz, Cantinflas, Sara García y Tin Tan, entre muchos otros.

A pesar de ello, agregó que la actriz brilló con luz propia como lo demuestra su extensa trayectoria de más de 160 películas, 40 telenovelas, sus doblajes en series como Los Supersónicos y Heidi, cuya vitalidad para permanecer vigente en la memoria y el corazón de su público, la respaldan.

Información: AGB