Sociales

Cargar gasolina por las mañanas es mejor, ¿verdad o mentira?

Gasolina-premium-carro

Existen algunos mitos o leyendas urbanas sobre cómo y cuándo se debe de cargar gasolina.

Cuando se trata de ahorrar combustible, cualquier medida es insuficiente, pues los gasolinazos constantemente están afectando nuestros bolsillos. Existen diversos consejos que nos dicen cómo podemos ahorrar combustible, sin embargo, hay uno que se ha mantenido vigente durante décadas.

Foto: Flickr

Te conviene cargar gasolina en las mañanas, debido a que como las temperaturas son más bajas (hace más fresco en español común), el líquido es más denso y no expande, por lo que al final tienes más combustible en el tanque de tu auto.

¿Es verdadera esta afirmación?

Existe un principio físico que ocurre en los líquidos llamado evaporación, este cambio lleva a los líquidos a transormase en gas sobre todo cuando está a temperaturas altas.

Lo puedes ver en tu taza de café todas las mañanas, esa capa delgada que sale de él es agua evaporándose.

Efectivamente, la gasolina es un líquido, y tiene una cualidad de evaporación muy alta, por ese motivo es un combustible muy eficiente al momento de entrar al motor para generar energia. También es cierto que la gasolina se evapora cuando la temperatura sube y que incluso, cuando se abre el depósito de combustible en estos momentos, algunos gases se pueden escapar.

En ese sentido el mito que ha perdurado durante décadas es cierto, pero hay otra verdad oculta detrás de este fenómeno: los tanques de combustible desarrollados para almacenar combustible.

Sabemos que la gasolina es un líquido muy inflamable, un incendio –o explosión- en una gasolinera no es un riesgo que debería estar latente por mera omisión, por eso en México, existen normas de fabricación en los tanques que la transportan.

De acuerdo a las medidas previstas por Pemex, los tanques están desarrollados con materiales como polietileno, fibra de vidrio y acero de carbón, que son térmicos, por lo que la temperatura exterior, apenas afecta en un mínimo a la gasolina almacenada.

Aunque en el trayecto a tu tanque de gasolina, el líquido puede aumentar de temperatura, el proceso es tan rápido que la variación es de apenas unos mililitros. Por lo tanto, este mito es falso, no tienes más gasolina por cargar en las mañanas.

Lo que si puede afectar a la cantidad de combustible que recibe tu auto en la estación, es la velocidad de carga del combustible. Si el proceso se hace de forma veloz, el combustible se combina con mayor cantidad de aire y forma burbujas de aire en tu tanque.

Lo cierto es que esta variación también es mínima, por lo que para ahorrar combustible, lo mejor es que seas prudente al manejar.

 

(Con información de Atracción 360)
Etiquetas

Minuto a Minuto

Interesante

  • gucane.jpg
  • iebo.jpg