Cultura y Turismo

Analizan relación de deidad mexica con la agricultura

foto_home

Para los mexicas había una equivalencia simbólica entre las mejores mazorcas que se seleccionaban para sembrar y ofrendarlas a Xipe Tótec, y la elección de los guerreros que serían sacrificados en honor a esta deidad. Se trataba de los ejemplares de semilla más fuertes, sanos, aptos, al igual que las víctimas escogidas, con ellos se buscaba la regeneración de la vida y, en este caso, también del maíz, explicó el arqueólogo Carlos Javier González González.

Al dictar la conferencia inaugural del ciclo dedicado a la exposición Xipe Tótec y la regeneración de la vida, que se presenta actualmente en el Museo del Templo Mayor, el arqueólogo expuso que la fiesta de Tlacaxipehualiztli, dedicada a esta deidad, tenía lugar del 5 al 24 de marzo, siendo los últimos dos días los más intensos en cuanto a la realización de los sacrificios humanos y una serie de rituales, que casi coincidían con el equinoccio de primavera.

En su ponencia, Xipe Tótec y el maíz, el curador de la muestra organizada por el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), puntualizó que en el Tlacaxipehualiztli, que significa “desollamiento de personas”, los mexicas celebraban sus victorias militares recientes con el sacrificio, fundamentalmente, de cautivos de guerra. En ésta se reactualizaban mitos, entre ellos el de la creación del Quinto Sol, en la cual tanto Quetzalcóatl como Xipe Tótec estaban estrechamente vinculados.

“En la cosmovisión mesoamericana, la guerra lejos de ser una actividad destructora o destructiva, contribuía a la renovación de la vida, por paradójico que pueda parecer a la mentalidad occidental. A través de la dotación de sangre se contribuía a alimentar al sol y a la tierra”, afirmó.

Así, la fiesta dedicada a Xipe Tótec se ubicaba entre el momento de la cosecha del maíz de temporal (octubre-noviembre) y la siguiente siembra, cuyas actividades iniciaban en marzo-abril, cuando se preparaban los campos para esta actividad.

“Era precisamente la época en la que había un mayor número de hombres disponibles para la guerra y en la que ya se había levantado la cosecha; era el momento de mayor actividad militar”, manifestó.

Minuto a Minuto

Interesante

  • gucane.jpg
  • iebo.jpg