Procedente del Norte de África y Sur de Europa, la alcachofa (Cynara scolymus L.), también conocida como alcaucil, se cultiva bajo condiciones frías y se adapta a todo tipo de suelos, desarrollándose mejor en los profundos, arenosos, fértiles y bien drenados.

De la familia de las asteráceas, la alcachofa es muy saludable y se recomienda consumir en té, jarabe o pastillas para desintoxicar la sangre y el hígado, eliminar la grasa, disminuir el colesterol, combatir el estreñimiento, celulitis, diabetes, inflamación de las articulaciones e infecciones urinarias, entre otros padecimientos.

En la gastronomía, la alcachofa se utiliza en la preparación de caldos, cremas, guisados, ensaladas, salsas, aderezos y dips. También se cocina a la plancha, al horno y a la mexicana. Su usa además para hacer arroz y puré.

La producción anual de alcachofa en México asciende a más de dos mil toneladas, siendo Guanajuato, Michoacán y Puebla los principales estados productores de esta hortaliza a la cual se le destinan 204 hectáreas para su cultivo en los campos de nuestro país.

Sabías que…

Las hojas de la alcachofa se utilizan en la elaboración de un licor italiano tradicional llamado Cynar.

Si quieres conocer más sobre este producto, recuerda que el pabellón de agricultura tendrá está y más información. Visitalo en la México Alimentaria 2016 Food Show, los días 8, 9 y 10 de diciembre. ¡No te quedes fuera!

Con información de SAGARPA.